Diez reglas de las visitas a recién nacidos.

Y entonces nace el niño y todos quieren ir a conocerlo. Realmente nunca he entendido ese afán, ni siquiera cuando no era mamá. Como ser humano con suficiente sentido común, entendía que los primeros días de vida son un conjunto de momentos íntimos para la familia, en los que nadie más tiene la más mínima cabida.

Mi costumbre siempre ha sido ir a conocer después del primer mes, cuando considero el niño está más crecidito y las costumbres en la casa se han normalizado. Llevar algún detalle útil y ser breve. Repito, breve. Por favor no repitan la que me hicieron a mí. Una persona externa, lejana, casi desconocida fue a conocer a mi hijo el mismo día que nació, a las nueve de la noche, si, a las nueve de la noche. En la habitación sólo estábamos mi esposo, mi hermano, mi hijo y yo. De repente tocaron la puerta y abrieron, allí estaba, el imprudente, el indeseable, con un regalo para mi hijo. Y yo con media teta afuera dando de comer a Elías. No sean así.

Hace unas pocas semanas estuvimos en un baby shower y de una manera muy particular y divertida, dieron indicaciones a los invitados de las visitas al bebé que está por nacer. Algo muy original y osado. Pero que noto que se ha popularizado más. Ya casi nadie se aguanta las cosas callado, sino que prefiere decir lo que le gusta y lo que no.

Y es que es verdad. Por propia experiencia les puedo decir que esos primeros días son un completo caos. Uno no sabe cuándo es de día y cuando de noche. Todo gira alrededor del bebé. Y, seamos honestos, lo que menos uno quiere es recibir visita.

Para ser una visita apreciada, les doy diez sencillos consejos.

1. Además del regalo para el bebé, lleve comida HECHA. Si conoce los gustos de la pareja lleve de sorpresa. Sino, pregúnteles y lléveles algo de comer, obvio que ya esté preparado. Ud no podrá creer la sonrisa que les va a sacar y ellos no podrán amarlo más. Es justo lo que necesitan, no quieren cocinar y seguro están quedando en bancarrota entre pañales, pañitos húmedos y comida a domicilio.

2. No se demore más de veinte minutos. Los papás están cansados, seguro duermen muy poco y ni tiempo de descanso durante el día. Si demora más de eso, se sentirán obligados a atenderlos, y ellos no están para atender. En serio, unos veinte o treinta minutos son suficientes para saber que están bien, dejarles la comida, saludar, ver al niño y ser la mejor de las visitas. Ah, y por fa, avisen antes de llegar. Las sorpresas no son la mejor opción para esos días.

3. Por favor, no regalen peluches. Lleven cosas útiles: pañales, pañitos húmedos, crema de la colita, ropita que nunca está demás (siempre por lo menos dos tallas mayor que la edad del bebé). Para los pañales, los pañitos y la crema. No sin antes preguntar las preferencias de los padres.

4. No des consejos, mucho menos si no eres papá/mamá. Suficiente tiene la mujer con los consejos de la mamá, hermana, prima, suegra, cuñada, etc. No son necesarios, a menos que te los pidan.

5. Si la mamá está amamantado, déjela sola. No importa si eres una mujer, si ella no te ofrece la confianza, quédate afuera y espera.

6. Si el bebé se pone fastidioso, váyanse. A menos que tengan la fórmula infalible para hacerlo dejar de llorar, mejor es irse. Los papás van a querer consolarlo y calmarlo. Y teniéndoles ahí, les resultará más difícil.

7. No vayan a la clínica, a menos que sean familia directa. La mamá está agotada, el papá ni se diga, no sean inoportunos y déjenles ese espacio a ellos.

8. Cero griposos o apestados. No tengo que decir más al respecto.

9. Si el bebé está dormido, maneje un tono de voz adecuado y evite el escándalo. Todos se lo agradecerán.

10. NO TOQUEN AL BEBÉ. Si la mamá lo permite es otra historia. Pero mejor  no se arriesgue y no toque al niño, ni mucho menos pida cargarlo, le dirán que si (en algunos casos) por cortesía, pero NO es agradable.

Son raros los padres que se destapan y dicen lo que piensan, pero no crean que porque callan es porque no lo sienten. Más bien, impriman esta lista y no la olviden nunca.

firma

2 thoughts on “Diez reglas de las visitas a recién nacidos.

Leave a Reply