Guía práctica para subir fotos de nuestros hijos en las redes

En las redes compartimos las cosas buenas que nos pasan, algunos que también comparten cosas tristes, pero no quiero hablar de eso. Lo común es que compartamos buenas noticias, eventos felices, cosas que nos gustan, cosas que queremos y también el lado de nuestra vida que nos hace sentir orgullosos. ¿Y qué puede generar más orgullo en un papá/mamá que un hijo? Es normal que nuestras redes estén llenas de sus fotos. Ellos se vuelven el centro de atención.

Hay radicales que se oponen rotundamente a hacerlo, hay otros que suben el minuto a minuto de sus hijos, hay otros que se consideran moderados y hay otros que las suben pero nunca se les ve la cara a los niños. Para gustos, hay personas. Pero si es cierto que debemos mantener un mínimo de seguridad para no exponer peligrosamente la vida de nuestros hijos en las redes sociales.

El extremismo de no publicar no va conmigo, creo que ya lo saben. Pero si creo que hay que seguir ciertas pautas para no hacerlo peligroso. Y no digo que las siga el 100% del tiempo, pero si trato de hacerlo lo más que puedo. Aquí les van.

Cero niños desnudos. 
Ni en la bañera, ni en la piscina, ni en la playa, ni corriendo por la casa. Y no tengo que decir porqué.

Sé medido, no abuses.
En verdad que nadie, aparte de ti, quiere ver fotos de tus hijos cada cinco minutos. Mide la cantidad y la frecuencia para no aburrir a tu audiencia.

Respeta su intimidad.
No es normal que publiques fotos tuyas en el baño, en pijama o en ropa cómoda de estar en casa. Entonces no publiques una de él/ella con la leyenda “¡Ya aprendí a ir al baño solit@!”

Cero pistas.
Es mejor evitar que en las fotos se distinga el lugar donde vive tu  hijo. Trata que sean fotos “cerradas” y que no se pueda apreciar la zona o el barrio. Y evita colocar leyendas que den información de sus rutinas: “en mi clase de danza de los jueves en la tarde” que además va acompañada del cartel del nombre de la academia.

Sin uniformes del colegio.
No es necesario que el mundo sepa a qué colegio va tu hijo, eso es información delicada. Si quieres poner una foto de su primer día de colegio, puedes ocultar el logo del uniforme.

Si hay otro niño en la foto, pregunta antes de publicar.
Si le has sacado una foto a tu hijo con un amiguit@. Pregunta antes a sus padres si puedes publicarlo o no.

¿En el carro? Que no salga la placa.
Es muy sencillo localizarlo con su número de placa del carro.

 Siempre ajusta la privacidad de tu perfil.

Podrías controlar un poco  la cantidad de personas que la vean. Aunque ya sabes que una vez en la nube, “le pertenece” a cualquiera.

Trata que sean de baja resolución.
¿Por qué? Si alguien con mala intención quiere ampliarla para ver algún detalle “escondido” no será muy visible si se distorsiona toda.

Evita las fotos en las que tus hijos hagan muecas o caras chistosas.
No vaya a ser que se convierta en un meme.

No etiquetar nombres completos de los niños.
Con su nombre de pila es suficiente.

¿Se les ocurre otra pauta para tener en cuenta?

 

Leave a Reply