Seis ventajas de estar embarazada

Eran las 330pm, la hora más cruel entre el almuerzo y la cena, o debería decir, la salida del trabajo. Había bostezado unas quince veces desde que llegué de mi casa y no tenía la más mínima motivación de trabajar. Realmente no era capaz de decidir si lo que sentía era más sueño que hambre, pero estaba completamente segura que las dos habían hecho metástasis en mi. Y el mensaje llegó como enviado de Dios: “¿Quieres sushi? Baja a la cafetería.”  Y era ella,  ya ha aprendido a conocerme y sabe que a cualquier hora estoy dispuesta a comer; y estando embarazada ha sido mi cómplice, alcahueta y también víctima de mis antojos. Entonces bajé y me comí tres deliciosos bocados de sushi. Se me quitó la ansiedad de hambre y por la caminada también se esfumó el sueño.

Esa tarde pensé que estar embarazada si tiene sus ventajas. Es difícil encontrarlas entre el dolor de espalda, los senos inflamados, las náuseas de los primeros meses, los dolores frecuentes de cabeza, el estreñimiento, los cambios de humor, etc… Pero no hay duda que si hay algunas ventajas que podemos rescatar, por ejemplo, que una buena amiga te alimente un viernes en el trabajo a las 330pm.

La primera: Tus antojos son justificados.
Así es, todos y cada uno de ellos, sin excepción, sin juzgar por cantidades, sin regaños por la frecuencia. En este segundo embarazo no he tenido muchos, pero cuando los tengo me los como sin el menor remordimiento de conciencia. En mi primer embarazo me cuidé mucho y sólo subí 8 kilos y medio, en el actual, como no me ha provocado mucho comer apenas en cuatro meses y medio llevo un kilo. Si tu caso es que has subido mucho de peso, hacer una lactancia abundante y prolongada es muy buena idea.

La segunda: El cabello, el hermoso cabello.
Bien podrían contratarme para un comercial de una prestigiosa marca de productos de cabello. El mío está radiante, lleno de vida, sin frizz, liso, suave… Lo adoro en estos meses, no se me cae casi. Benditas sean las hormonas ¿La paga? En un año se me va a caer todo lo acumulado que no se me ha caído durante estos meses.

La tercera: Te ves linda incluso con una panzota.
Así te pongas un vestido que ya no te gusta (pero es de los pocos que te quedan), unos leggins llenos de motas, el cabello en un moño alto, cero maquillaje, cara de sueño, etc. Tus hormonas se encargarán que tu piel luzca como la porcelana, tu cabello brille cual diamante… siempre lucirás hermosa. Y la gente mirará tu pancita con ternura y te repetirá una y otra vez “¡Estás radiante!”

La cuarta: Adiós a al período (y sus dolores) por un buen rato.
Cada 28 – 30 días la misma historia. El dolor de senos de preaviso, los cólicos, la hinchazón, la cambiadera de toallas (o tampones), el no poderte acostar con tranquilidad, el revisarte cada vez que te levantas de una silla, la descarga que sientes cuando te pones de pie… todo eso queda en pausa por un buen rato. ¡1000 puntos para el embarazo!

La quinta (que no aplica en mi): El aumento del tamaño de los pechos.
Y digo que no aplica para mí porque estoy bastante satisfecha con su tamaño real, inclusive pienso hacerme una reducción en algún momento de mi vida. Pero si es verdad que muchas mamitas se ponen muy felices cuando ven cómo les crecen sus pechos. Tengo una amiga que incluso le cuestionaban si se había puesto implantes, ella no cabía de la felicidad. Yo no, me pesan más, me duele más la espalda y ningún bra me queda, estoy usando esos de maternidad que no son nada bonitos pero si muy cómodos.

La sexta:(cuando tienes otro hijo): Tu esposo te deja descansar más de la cuenta.
Son las 630am. Domingo. Mi hijo  se despierta con muchas ganas de jugar, insiste en levantarnos y nosotros no podemos con el sueño. Mi esposo -ese ángel personal que Dios me mandó- hace el sacrificio, se levanta y se va a jugar con él. Mientras tanto, me regala 30 o 40 preciados y necesitados minutos de sueño. Si el niño está cansado, él lo carga. Si sale corriendo, el corre detrás de él, le da la comida mientras yo levanto los pies después de cocinar, lo baña y lo viste… ¿Ya les había dicho que es un ángel?

¿Se les ocurre alguna otra?

 

Leave a Reply