Y el segundo, ¿pa’ cuándo?

Si estás soltera, “¿Y el novio pa’ cuándo?”
Si estás de novia, “¿Y el matri pa’ cuándo?”
Si estás casada, “¿Y el bebé pa’ cuándo?”
Cuando tu primer bebé tiene dos horas de nacido, “¿Y el segundo pa’ cuándo?”
Si tienes dos varones, “¿Y la niña pa’ cuándo?”
Si tienes dos niñas, “¿Y el niño pa’ cuándo?”

El punto es que la gente pregunta lo que no debe, se mete en lo que no le importa, vive inconforme con tu vida y a ti no te debe importar menos. Tu proyecto de vida es tuyo y no tienes porqué andar repartiendo explicaciones de lo que haces y de lo que no a todo el mundo. Ya tu sabes a quiénes le importas de verdad y sólo a ellos vas a querer compartirles tus cosas y darles, de vez en cuando, una explicación.

Casi todos los papás hemos tenido esos incómodos momentos en los que uno no sabe qué responder para no ofender al chismoso. Pero ya hablando en serio, cuándo es el momento ideal de encargar hermanito? Más de una pareja en este momento debe preguntarse lo mismo, nosotros hemos tenido varias etapas, desde “cómo carajos decidí ser padre?” Hasta “Awww ya Elías está grande, vamos a hacer otro bebé.”

El punto es que la gente pregunta lo que no debe, se mete en lo que no le importa, pareciera que estuviera inconforme con nuestras vida, ¡Y a nosotros no debería importarnos menos! Nuestro proyecto de vida es nuestro y no tenemos que andar repartiendo explicaciones de lo que hacemos y de lo que no a todo el mundo. A estas alturas ya sabemos a quiénes le importamos de verdad y sólo a ellos le compartirnos nuestras cosas y les damos, muy de vez en cuando, una explicación. Casi todos hemos tenido esos incómodos momentos en los que uno no sabe qué responder para no ofender al chismoso, a veces nos limitamos a dar una sonrisa que no parezca tan hipócrita y guardamos silencio.

Pero… hablando de la segunda paternidad, ¿cuándo es el momento ideal de encargar hermanito? Acaso hay alguna señal que nos indica que ya estamos listos? ¿Acaso vamos a dejar de sentir miedo algún día? ¿O será que todos encargan A PESAR del miedo? La respuesta de esas preguntas las tenemos nosotros mismos, sino que nos da aún más temor encontrarlas. Nadie puede decirte cuándo es el momento indicado, tú y yu pareja son los únicos responsables de eso. Nosotros hemos tenido varias etapas: desde “cómo carajos decidí ser padre?” Hasta “Awww ya Elías está grande, vamos a hacer otro bebé.”

¡¿Otro bebé?! Hay quienes piensan que un hijo único no es problema alguno y que jamás va a sentir la ausencia de un hermanito. Los que tenemos hermanos incluso podríamos pensar que estamos haciéndoles un favor. Pero ¿quién tiene la última palabra? En realidad, como casi todas las decisiones transcendentales de la vida, son decisiones personales y/o de familia.

Pero si ya la tienes clara y sabes que quieres al menos dos hijos, por aquí te voy a dejar algunas señales que ya están listos para encargarlo:

1. Están estables económicamente.
Cualquiera puede saber – o al menos imaginarse- que un hijo es una gran inversión, y no sólo de tiempo sino de dinero. Con el segundo hijo ya tienes un estimado más real de todos los gastos que se vienen: desde los costosos complementos prenatales, exámenes médicos, el parto, los pañales, etc. hasta la universidad. Es muy buena idea ir haciendo el almacén de pañales, cremas antipañalitis y pañitos desde muy temprano.

2. Has perdido el peso del primer  embarazo.
Si ya es difícil bajar el peso de UN embarazo, aún debe ser más difícil bajarlo de dos. El cuerpo ya ha sufrido bastantes cambios durante tu primer hijo, tu piel no es la misma que la primera vez, tus músculos ya se han estirado bastante. Por lo que es muy recomendable esperar recuperarte de tu primer embarazo antes de quedar otra vez.

3. Has podido recuperar tu relación de pareja después del caos de los primeros meses.
Ya sabemos que es muy difícil volver a ser la pareja que eran antes de ser papás, pero si han podido recuperar su intimidad, tienen tiempo para estar solos y disfrutarse, han podido escaparse durante más de un día y sienten que a pesar de todo siguen siendo esos novios que casaron hace unos años; es un momento bueno para encargar. No lo hagan mientras aún viven en el caos, pues será muchísimo más difícil y agotador.

4. Tu primer hijo ya duerme toda la noche.
El descanso es muy importante, lo mejor es que ya puedas hacerlo tranquilamente y que tu hijo mayor tenga una rutina ordenada de su día. Será muy duro volver a empezar las trasnochadas pero al menos no serán dobles.

5. Tu primer hijo ya tiene más de dos años.
Este es un punto muy personal y de decisión de cada familia. Para mí que se lleven tres años es una buena edad para ayudar al compañerismo entre hermanos y también permite que hayamos podido disfrutar al primero. Sin embargo, habrán muchas familias que piensen que es mucho tiempo y otras que piensen que es muy poquito. Ya esto es mejor dejarlo a decisión personal.

Pero lo que si es regla general, es que un segundo hijo multiplica el amor y nos hará el doble de felices; sin mencionar el doble de estresados, pero todo valdrá la pena. No estoy de acuerdo con dejar a mi hijo como único, ya vendrá el momento de tener su hermanito.

En otro post les comentaré cómo preparar al hijo mayor para la llegada del hermano menor.